Casa amatller passeig de gracia

Casa amatller passeig de gracia

Wikipedia

Este post contiene enlaces afiliados o patrocinados. Es posible que nos paguen por publicarlos o si haces clic en ellos o compras a través de ellos.  Si el enlace de afiliación aumentara sus costes, no lo utilizaríamos. Tu confianza es más importante que cualquier comisión. Más información sobre nuestra política de enlaces aquí.

Antoni Amatller i Costa era un acaudalado chocolatero en la Barcelona de finales de 1800. Era propietario de un edificio en el prestigioso Passeig de Gràcia, como cualquier rico empresario local debería. Pero la arquitectura del edificio era bastante sosa, no destacaba. Y lucirse era una razón clave para elegir Passeig de Gracia como lugar para vivir. Así que el señor Amatller se puso en contacto con uno de los arquitectos más prestigiosos de su época, Puig i Cafalfach.

Iban a reformar por completo el inmueble y actualizarlo según la tendencia modernista que estaba de moda entonces. El resultado combinó con elegancia influencias históricas con referencias a las aficiones e intereses del Sr. Amatller.

Allí descubrirá a San Jorge matando al Dragón, referencias a las 4 bellas artes (Música, Pintura, Escultura y Arquitectura). Y conocerá las aficiones del Sr. Amatller: fotografía, colección de vidrio y cerámica, lectura… Así como un homenaje a los principales oficios que se utilizaron para decorar el edificio: el hierro forjado y la carpintería. Pista: busque los animales que decoran las puertas del balcón.

Casa mulleras

Puede utilizar esta imagen, hasta 30 días después de su descarga (Periodo de Evaluación), únicamente para su revisión y evaluación interna (maquetas y comps) con el fin de determinar si cumple con los requisitos necesarios para el uso previsto.Esta autorización no le permite hacer ningún uso en materiales o productos finales ni ponerla a disposición de terceros para su uso o distribución por ningún medio. Si al finalizar el Periodo de Evaluación no contrata una licencia de uso, deberá dejar de utilizar la imagen y destruir/borrar cualquier copia de la misma.

Amatller house tickets

Teresa was the result of the marriage between Antoni Amatller and Cándida Cros Circuns. She never married and therefore had no descendants. Her father had written a clause in his will specifying his wish that the Amatller house and collections would pass to the City Council of Barcelona in order to open the Amatller Museum if Teresa died without offspring. Consequently, in 1942, Teresa decided to create the Amatller Institute of Hispanic Art Foundation and asked Josep M. Gudiol Ricart to draw up a basic project for the new foundation. The latter, in the solution adopted by the American philanthropist and collector Helen Clay Frick (1888-1984), daughter of the steel and coal magnate Henry Clay Frick (1849-1919), who had created in his residence in New York, the Frick Art Library together with the Frick Collection. Gudiol proposed the Amatller Foundation, as I was quite familiar with the Frick Collection, having worked for six months in 1930. The Amatller Institute of Hispanic Art Foundation was born with two purposes: on the one hand, the conservation of the house and the collections, and on the other, the promotion of art history research through the Amatller Institute of Hispanic Art.

Casa ametller online

Lleva la firma del arquitecto Josep Puig i Cadafalch, cuya misión era adaptar un antiguo edificio para satisfacer las necesidades del maestro chocolatero Antoni Amatller i Costa. Este encargo se realizó entre 1898 y 1900 y el resultado fue un edificio de estilo gótico catalán con influencias de la arquitectura flamenca.

Su fachada de diseño triangular escalonado es muy llamativa, especialmente por los múltiples elementos que la componen. Las baldosas de cerámica se dedican a realzarla. Es inevitable que la vista se dirija al balcón principal formado por tres puertas llenas de adornos. A simple vista, se pueden observar cuatro personajes que emulan las artes: pintura, música, arquitectura y escultura. No podía faltar la figura de Sant Jordi, patrón de Cataluña.

La tradición chocolatera se percibe en muchos rincones de este edificio. De hecho, la primera fábrica de Chocolates Amatller, cuyo propietario vivía aquí, abrió sus puertas en la década de 1840 y producía más de 10.000 kg de chocolate al día.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad