Tecnicas de relajacion para ansiedad

Tecnicas de relajacion para ansiedad

Técnicas de relajación para la ansiedad youtube

Técnicas de relajación: Prueba estos pasos para reducir el estrésLas técnicas de relajación pueden reducir los síntomas del estrés y ayudarte a disfrutar de una mejor calidad de vida, especialmente si tienes una enfermedad. Explore las técnicas de relajación que puede realizar usted mismo.Por el personal de Mayo Clinic

Las técnicas de relajación son una gran manera de ayudar a controlar el estrés. La relajación no es sólo una cuestión de tranquilidad o de disfrutar de un pasatiempo. La relajación es un proceso que disminuye los efectos del estrés en la mente y el cuerpo. Las técnicas de relajación pueden ayudarte a afrontar el estrés cotidiano y el relacionado con diversos problemas de salud, como las enfermedades cardíacas y el dolor.

Tanto si su estrés está fuera de control como si ya lo tiene dominado, puede beneficiarse de aprender técnicas de relajación. Aprender técnicas básicas de relajación es fácil. Además, las técnicas de relajación suelen ser gratuitas o de bajo coste, suponen poco riesgo y pueden realizarse casi en cualquier lugar.

Cuando se enfrenta a numerosas responsabilidades y tareas o a las exigencias de una enfermedad, las técnicas de relajación pueden no ser una prioridad en su vida. Pero eso significa que puede perderse los beneficios de la relajación para la salud.

Ejercicios contra la ansiedad

Todos nos enfrentamos a situaciones estresantes a lo largo de nuestra vida, desde pequeñas molestias como los atascos hasta preocupaciones más serias, como la grave enfermedad de un ser querido. Sea cual sea la causa, el estrés inunda el cuerpo de hormonas. El corazón late con fuerza, la respiración se acelera y los músculos se tensan.

Esta llamada «respuesta al estrés» es una reacción normal ante situaciones amenazantes, perfeccionada en nuestra prehistoria para ayudarnos a sobrevivir a amenazas como el ataque de un animal o una inundación. Hoy en día, rara vez nos enfrentamos a estos peligros físicos, pero las situaciones desafiantes de la vida cotidiana pueden desencadenar la respuesta al estrés. No podemos evitar todas las fuentes de estrés en nuestras vidas, ni queremos hacerlo. Pero podemos desarrollar formas más saludables de responder a ellas.

1. Centrarse en la respiración.  En esta sencilla y poderosa técnica, se realizan respiraciones largas, lentas y profundas (también conocidas como respiración abdominal). Al respirar, se desconecta suavemente la mente de los pensamientos y las sensaciones que la distraen. La concentración en la respiración puede ser especialmente útil para las personas con trastornos alimentarios, ya que les ayuda a centrarse en su cuerpo de forma más positiva. Sin embargo, esta técnica puede no ser apropiada para quienes tienen problemas de salud que dificultan la respiración, como las dolencias respiratorias o la insuficiencia cardíaca.

Técnicas de relajación para la ansiedad y el ocd

Todos nos enfrentamos a situaciones estresantes a lo largo de nuestra vida, desde pequeñas molestias como los atascos hasta preocupaciones más serias, como la grave enfermedad de un ser querido. Sea cual sea la causa, el estrés inunda el cuerpo de hormonas. El corazón late con fuerza, la respiración se acelera y los músculos se tensan.

Esta llamada «respuesta al estrés» es una reacción normal ante situaciones amenazantes, perfeccionada en nuestra prehistoria para ayudarnos a sobrevivir a amenazas como el ataque de un animal o una inundación. Hoy en día, rara vez nos enfrentamos a estos peligros físicos, pero las situaciones desafiantes de la vida cotidiana pueden desencadenar la respuesta al estrés. No podemos evitar todas las fuentes de estrés en nuestras vidas, ni queremos hacerlo. Pero podemos desarrollar formas más saludables de responder a ellas.

1. Centrarse en la respiración.  En esta sencilla y poderosa técnica, se realizan respiraciones largas, lentas y profundas (también conocidas como respiración abdominal). Al respirar, se desconecta suavemente la mente de los pensamientos y las sensaciones que la distraen. La concentración en la respiración puede ser especialmente útil para las personas con trastornos alimentarios, ya que les ayuda a centrarse en su cuerpo de forma más positiva. Sin embargo, esta técnica puede no ser apropiada para quienes tienen problemas de salud que dificultan la respiración, como las dolencias respiratorias o la insuficiencia cardíaca.

Ejercicios de respiración para la ansiedad

Entendemos que estos síntomas de ansiedad pueden ser increíblemente angustiosos y consumirlo todo, impidiendo que pueda sumergirse plenamente en el día a día y en los momentos importantes de su vida.

Mediante el uso de técnicas de relajación para la ansiedad, puede empezar a controlar sus síntomas físicos y psicológicos de forma más eficaz, mejorando su salud física y mental. Estas técnicas le ayudarán a instruir tanto a su cuerpo como a su cerebro para que se relajen. También actuarán como una buena distracción, dándole la oportunidad de distanciarse de los pensamientos de preocupación que causaron su ansiedad en primer lugar.

Coloca una mano en el pecho y otra justo encima del ombligo. Inspira profundamente por la nariz e imagina que esta respiración desciende por tu cuerpo de forma que el vientre se eleva de forma natural. Deberías sentir que la mano que tienes en el estómago se eleva. Al exhalar con los labios fruncidos, debe sentir que su vientre -y la mano que tiene encima- descienden de forma natural.

Empieza exhalando y luego inhala lenta y profundamente durante cuatro segundos, mantén la respiración durante cuatro segundos, exhala lenta y profundamente durante cuatro segundos y haz una pausa de cuatro segundos. Mientras realizas estos pasos, imagina que trazas los lados de un cuadrado

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad