Síndrome de kleine-levin

Síndrome de kleine-levin

Síndrome de kleine-levin en mujeres

El síndrome de Kleine-Levin, o KLS, es un trastorno poco frecuente asociado a la fatiga extrema y la somnolencia excesiva, que hace que los pacientes duerman hasta 20 horas al día. Otras características son los ataques de hambre intensa y el fuerte deseo sexual. Los síntomas son intermitentes y aparecen y desaparecen en fases durante meses o años. Aunque a veces se le llama «enfermedad de la bella durmiente», el KLS afecta más a menudo a los adolescentes varones. La calidad predominante de sus síntomas dificulta la participación de los afectados en las actividades cotidianas normales.

El síndrome de Kleine-Levin se caracteriza por una serie de síntomas, en su mayoría de naturaleza conductual. El más común es una somnolencia inquebrantable, que conduce a largos períodos de sueño y a la somnolencia y la fatiga cuando se está despierto. El término médico para esta condición es hipersomnia.

El síndrome de Kleine-Levin comparte síntomas con otras afecciones médicas, por lo que es difícil de diagnosticar correctamente. Su característica principal, la somnolencia excesiva, se manifiesta a veces en la diabetes, el hipotiroidismo, otros trastornos del sueño, afecciones neurológicas como la esclerosis múltiple y trastornos del estado de ánimo, incluida la depresión.

Tratamiento del síndrome de kleine-levin

El síndrome de Kleine-Levin (KLS) es un trastorno poco frecuente que se caracteriza por una hipersomnia episódica persistente y cambios cognitivos o de humor. Muchos pacientes también experimentan hiperfagia, hipersexualidad y otros síntomas. Los pacientes suelen experimentar episodios recurrentes de la enfermedad durante más de una década y pueden reaparecer a una edad más avanzada. Los episodios individuales suelen durar más de una semana, a veces durante meses. La enfermedad afecta en gran medida a la vida personal, profesional y social de los afectados. La gravedad de los síntomas y la evolución del síndrome varían de un paciente a otro. Los pacientes suelen tener unos 20 episodios a lo largo de una década. Suelen transcurrir varios meses entre los episodios.

La aparición de la enfermedad suele ser consecuencia de una infección vírica; se ha observado que varios virus diferentes desencadenan el SPI. Por lo general, sólo se diagnostica después de excluir otras afecciones similares; para descartar otras posibilidades se utilizan resonancias magnéticas, tomografías computarizadas, punciones lumbares y pruebas toxicológicas. No se conoce el mecanismo del síndrome, pero se cree que el tálamo puede desempeñar un papel. La SPECT ha demostrado la hipoperfusión talámica de los pacientes durante los episodios.

Síndrome de kleine-levin cómo se come

El síndrome de Kleine-Levin (KLS) es un trastorno poco frecuente que se caracteriza por una hipersomnia episódica persistente y cambios cognitivos o de humor. Muchos pacientes también experimentan hiperfagia, hipersexualidad y otros síntomas. Los pacientes suelen experimentar episodios recurrentes de la enfermedad durante más de una década y pueden reaparecer a una edad más avanzada. Los episodios individuales suelen durar más de una semana, a veces durante meses. La enfermedad afecta en gran medida a la vida personal, profesional y social de los afectados. La gravedad de los síntomas y la evolución del síndrome varían de un paciente a otro. Los pacientes suelen tener unos 20 episodios a lo largo de una década. Suelen transcurrir varios meses entre los episodios.

La aparición de la enfermedad suele ser consecuencia de una infección vírica; se ha observado que varios virus diferentes desencadenan el SPI. Por lo general, sólo se diagnostica después de excluir otras afecciones similares; para descartar otras posibilidades se utilizan resonancias magnéticas, tomografías computarizadas, punciones lumbares y pruebas toxicológicas. No se conoce el mecanismo del síndrome, pero se cree que el tálamo puede desempeñar un papel. La SPECT ha demostrado la hipoperfusión talámica de los pacientes durante los episodios.

Síntomas del síndrome de kleine-levin

El síndrome de Kleine-Levin (KLS) es un trastorno poco frecuente que se caracteriza por una hipersomnia episódica persistente y cambios cognitivos o de humor. Muchos pacientes también experimentan hiperfagia, hipersexualidad y otros síntomas. Los pacientes suelen experimentar episodios recurrentes de la enfermedad durante más de una década y pueden reaparecer a una edad más avanzada. Los episodios individuales suelen durar más de una semana, a veces durante meses. La enfermedad afecta en gran medida a la vida personal, profesional y social de los afectados. La gravedad de los síntomas y la evolución del síndrome varían de un paciente a otro. Los pacientes suelen tener unos 20 episodios a lo largo de una década. Suelen transcurrir varios meses entre los episodios.

La aparición de la enfermedad suele ser consecuencia de una infección vírica; se ha observado que varios virus diferentes desencadenan el SPI. Por lo general, sólo se diagnostica después de excluir otras afecciones similares; para descartar otras posibilidades se utilizan resonancias magnéticas, tomografías computarizadas, punciones lumbares y pruebas toxicológicas. No se conoce el mecanismo del síndrome, pero se cree que el tálamo puede desempeñar un papel. La SPECT ha demostrado la hipoperfusión talámica de los pacientes durante los episodios.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad