La segunda ley de newton formula

La segunda ley de newton formula

La segunda ley de newton – ecuaciones diferenciales en acción

Las tres leyes del movimiento fueron enunciadas por primera vez por Isaac Newton en su Philosophiæ Naturalis Principia Mathematica (Principios matemáticos de la filosofía natural), publicado por primera vez en 1687[2]. Newton las utilizó para explicar e investigar el movimiento de muchos objetos y sistemas físicos, lo que sentó las bases de la mecánica newtoniana[3].

La primera ley de Newton, también llamada «ley de la inercia», establece que un objeto en reposo permanece en reposo, y que un objeto en movimiento continuará moviéndose en línea recta y con velocidad constante, si y sólo si no hay una fuerza neta que actúe sobre ese objeto[4]: 140

La primera ley de Newton describe objetos que se encuentran en dos situaciones diferentes: objetos que están inmóviles y objetos que se mueven en línea recta a velocidad constante. Newton observó que los objetos en ambas situaciones sólo cambian su velocidad si se les aplica una fuerza neta. Un objeto que sufre una fuerza neta nula se dice que está en equilibrio mecánico, y la primera ley de Newton sugiere dos tipos diferentes de equilibrio mecánico: un objeto que tiene fuerzas netas nulas y que no se mueve está en equilibrio mecánico, pero un objeto que se mueve en línea recta y con velocidad constante también está en equilibrio mecánico[4]: 140

Derivar f=ma (derivación de la segunda ley de newton)

aG es la aceleración del centro de masa del sistema de partículas, con respecto a un marco de referencia inercial (tierra). Esta aceleración es un vector que apunta en la misma dirección que la fuerza externa neta.

Dejemos que Fi,ext represente una fuerza externa (un vector) que actúa sobre la partícula i. Una fuerza externa es una fuerza que actúa «externamente» a una partícula. Se debe a un contacto «externo», por ejemplo con otro objeto que no se considera parte del sistema de partículas.

Dejemos que Fi,int represente una fuerza interna (un vector) que actúa sobre la partícula i. Una fuerza interna actúa internamente, y se debe al contacto con otras partículas del sistema. Las fuerzas internas aparecen en pares iguales y opuestos en un sistema de partículas (por la tercera ley de Newton).

En el lado izquierdo de la ecuación anterior todas las fuerzas internas se anulan (ya que son iguales y opuestas). Esto nos deja sólo las fuerzas externas que actúan sobre el sistema de partículas. Así tenemos,

La segunda ley del movimiento de newton | física | no memorices

Isaac Newton fue un matemático, físico y astrónomo inglés conocido sobre todo por su ley de la gravitación universal. La leyenda dice que Newton estaba sentado bajo un manzano cuando, de repente, una manzana que sintió en su cabeza le hizo darse cuenta de que la caída de los cuerpos a la Tierra y el movimiento de los cuerpos celestes, son causados por la misma fuerza: la gravedad.

La segunda ley del movimiento de Newton establece que la aceleración de un objeto es proporcional a la fuerza neta F que actúa sobre él e inversamente proporcional a su masa m. Se expresa con la siguiente ecuación

La ley anterior dice que los objetos se aceleran debido a la fuerza que actúa sobre ellos. El efecto de la fuerza, la aceleración, depende de la inercia de los objetos: la falta de voluntad de cambiar la velocidad. Cuanto mayor sea la masa, mayor será la inercia.

Ahora, cuando se conoce lo que es la segunda ley del movimiento de Newton, podemos encontrar fácilmente una fuerza que actúa sobre un cuerpo. Dando la vuelta a esta ley, encontramos una expresión para la fuerza. En la práctica, es difícil determinar la aceleración directamente. En su lugar, podemos remitirnos a su definición. La aceleración es el cociente entre el cambio de la velocidad y el tiempo que se tarda en acelerar. Con este dato, podemos reescribir la fórmula de la fuerza como

La ley del movimiento de newton – primera, segunda y tercera – física

La segunda ley de Newton está estrechamente relacionada con su primera ley. Proporciona matemáticamente la relación causa-efecto entre la fuerza y los cambios en el movimiento. La segunda ley de Newton es cuantitativa y se utiliza mucho para calcular lo que ocurre en situaciones que implican una fuerza. Antes de poder escribir la segunda ley de Newton como una ecuación sencilla que dé la relación exacta de fuerza, masa y aceleración, tenemos que afinar algunas ideas que hemos mencionado antes.

En primer lugar, ¿qué entendemos por un cambio en el movimiento? La respuesta es que un cambio de movimiento equivale a un cambio de velocidad. Un cambio de velocidad significa, por definición, que hay aceleración. La primera ley de Newton dice que una fuerza externa neta provoca un cambio en el movimiento; por tanto, vemos que una fuerza externa neta provoca una aceleración distinta de cero.

Definimos la fuerza externa en Fuerzas como la fuerza que actúa sobre un objeto o sistema y que se origina fuera del objeto o sistema. Consideremos este concepto con más detalle. Una noción intuitiva de externo es correcta: está fuera del sistema de interés. Por ejemplo, en la figura 5.10(a), el sistema de interés es el coche y la persona que está en él. Las dos fuerzas ejercidas por los dos estudiantes son fuerzas externas. En cambio, una fuerza interna actúa entre los elementos del sistema. Así, la fuerza que ejerce la persona en el coche para agarrarse al volante es una fuerza interna entre elementos del sistema de interés. Según la primera ley de Newton, sólo las fuerzas externas afectan al movimiento de un sistema. (Las fuerzas internas se anulan entre sí, como se explica en la siguiente sección). Por lo tanto, debemos definir los límites del sistema antes de poder determinar qué fuerzas son externas. A veces, el sistema es obvio, mientras que otras veces, identificar los límites de un sistema es más sutil. El concepto de sistema es fundamental en muchas áreas de la física, al igual que la aplicación correcta de las leyes de Newton. Este concepto se repite muchas veces en el estudio de la física.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad