Las nuevas tecnologías permiten a la arqueología estudiar otra visión del pasado

Chavarría, que ha pronunciado tres conferencias en San José, explicó que, por ejemplo, “por medio de los isótopos estables, a través de los cuales se realizan análisis de huesos de restos humanos, se nos permite conocer la dieta de la gente cuando eran pequeñitos, cuando eran adultos o antes de morir”.

“Conocemos -continuó- las prácticas alimenticias de los más privilegiados y del señor que trabajaba el campo o de la señora que tejía. Gracias a estos conocimientos descubrimos temas como la estructura social, la existencia de privilegios, estatus social. Son temas de lo que las fuentes escritas raramente hablan”.

La arqueóloga española, que desarrolló el tema de la “Arqueología de la arquitectura aplicable a edificios históricos: digitalizar-entender-comunicar”, es profesora de Arqueología Medieval en la Universidad de Padua y se dedica al estudio de iglesias, cementerios y asentamientos altomedievales.

“Hay que conocer nuestro pasado, no tanto para aprender para el futuro, porque creo que eso es un mito, pero para conocer nuestras raíces, nuestra identidad, para vivir mejor y sentirnos más orgullosos. Es importante saber que el pasado de cada uno, sea uno rico o pobre, o un pueblo con mucha cultura o poca, es siempre interesante, solo hay que saber estudiarlo”, sostuvo.

Sobre la importancia de la arqueología, consideró que “es fundamental porque permite conocer nuestra historia, que es particular a nivel nacional, regional y local, y permite caracterizarnos y comprender nuestras diferencias”.

Añadió que “en una sociedad con un modelo de globalización y homogeneidad que nos han intentado imponer en las últimas décadas, la historia es, por tanto, de gran relevancia para comprender las distintas identidades que caracterizan a la población y que hay que mantener y preservar”.

Las nuevas tecnologías como la teledetección, las fotografías de satélite o los métodos para documentar las arquitecturas, como la fotogrametría o las termocámaras “nos ayudan a comprender aspectos del pasado, lo cual nos acerca mucho más a la vida real de la mayor parte de la población, no solo la de gobernantes”, explicó.

“Si destruimos el pasado, destruiremos parte de nuestra identidad“, aseveró, y estas tecnologías “nos están ayudando a conocer el pasado y en momentos de crisis, conocer el pasado le puede dar a la gente una prospectiva de futuro”.

Fuente: EFE Futuro

2017-02-20T12:37:03+00:00 24 Febrero 2016|Sin categoría|0 Comments

Leave A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies